Cardiología



CARDIOLOGÍA

Pon la salud de tu corazón a latir

Ver Cardiología


 

Fallo Cardíaco

La insuficiencia cardíaca es una condición común y grave que se desarrolla lentamente con el tiempo. Tu corazón se debilita y no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades de tu cuerpo.

A pesar de su nombre engañoso, un corazón con insuficiencia cardíaca no deja de funcionar de repente. Por el contrario, la insuficiencia cardíaca se desarrolla lentamente a medida que el músculo cardíaco se debilita de forma gradual. La "falla" se refiere a la incapacidad del corazón de bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo.

Con la insuficiencia cardíaca, el cuerpo generalmente intenta compensar cualquier problema físico, incluida la función de bombeo reducida. A veces, las respuestas del cuerpo ayudan a corto plazo, pero causan aún más problemas a largo plazo.

La insuficiencia cardíaca es progresiva, lo que significa que empeora con el tiempo. Los médicos intentan ralentizar la progresión y reducir los síntomas de insuficiencia cardíaca.

Causas y Factores de Riesgo

Las causas de la insuficiencia cardíaca varían con la edad y los antecedentes familiares. Algunos factores de riesgo incluyen enfermedad de las arterias coronarias, presión arterial alta y enfermedad valvular.

Sin embargo, las causas tienen una cosa en común: de alguna manera dañan el músculo cardíaco y éste ya no bombea tan bien como debería. Los factores de riesgo que siguen a continuación son pautas generales. Por ejemplo, no todas las personas que han tenido un ataque cardíaco desarrollarán insuficiencia cardíaca. Pero los sobrevivientes de un ataque cardíaco ciertamente tienen un mayor riesgo. Cualquiera de estos factores de alto riesgo, o una combinación de ellos, puede provocar insuficiencia cardíaca.

Edad y Antecedentes familiares

Enfermedad valvular

Enfermedad de arterias coronarias

Antecedentes de ataques cardíacos

Hipertensión

Corazón agrandado

 

Enfermedad de las arterias coronarias y ataque cardíaco
El músculo cardíaco tiene sus propios vasos sanguíneos, llamados arterias coronarias, que transportan sangre rica en oxígeno a las paredes del corazón. ¿Qué sucede cuando un vaso obstruido interrumpe el flujo sanguíneo al músculo cardíaco?

• Un ataque cardíaco ocurre cuando una porción del músculo está permanentemente dañada
• No fluye suficiente sangre rica en oxígeno a los tejidos del corazón

La gravedad de un ataque cardíaco depende de cuánto está dañado el músculo cardíaco y cuánto tiempo estuvo sin oxígeno. Si ha tenido un ataque cardíaco, tiene cinco veces más probabilidades de desarrollar insuficiencia cardíaca.1

 

Hipertensión
La presión arterial alta tiene dos resultados principales:

• Mayor presión en los vasos debido a vasos sanguíneos estrechos
• Un corazón que debe trabajar más duro mientras bombea contra esta presión más alta

El cuerpo puede tolerar la presión arterial alta por un tiempo, pero con el tiempo puede causar:

• Un corazón agrandado
• Engrosamiento del músculo cardíaco

Si tiene presión arterial alta, tiene el doble de probabilidades de desarrollar insuficiencia cardíaca. 1

 

Enfermedad valvular
Las válvulas cardíacas controlan el flujo de sangre que sale del corazón. A veces, las válvulas son anormales:

• Un estrechamiento de las válvulas provoca una acumulación de sangre

• El cierre inadecuado de las válvulas permite que la sangre no vuelva al corazón correctamente

Con el tiempo, este flujo sanguíneo ineficiente provoca cambios físicos en el tamaño y la forma del corazón.

 

 

Corazón agrandado
Cuando el corazón se agranda (llamado cardiomiopatía) puede debilitar el músculo cardíaco y hacer que bombee con menos fuerza. Las causas de un agrandamiento del corazón incluyen el abuso de drogas, el abuso de alcohol o las infecciones virales. Otros dos factores pueden contribuir a la insuficiencia cardíaca:

Diabetes. La diabetes está relacionada con la obesidad, la presión arterial alta y la enfermedad de las arterias coronarias. Estas condiciones también pueden contribuir a la insuficiencia cardíaca.

Abuso de alcohol. Demasiado alcohol puede dañar el músculo cardíaco y provocar presión arterial alta, que también es un factor de riesgo de insuficiencia cardíaca.

Síntomas

Los síntomas incluyen fatiga, dificultad para respirar con o sin ejercicio, jadeos o tos seca después de acostarse.

 

Dificultad para respirar

Los problemas para respirar se encuentran entre los síntomas más comunes de insuficiencia cardíaca. Algunos problemas respiratorios ocurren cuando el líquido se acumula en los pulmones y los tejidos circundantes (a veces conocido como insuficiencia cardíaca congestiva). Esta acumulación de líquido puede causar:

• Falta de aliento después de un ejercicio leve
• Sibilancias similares al asma o tos seca unas horas después de acostarse.

Si presentas problemas para respirar cuando estás acostado, es posible que debas elevar la cabeza o sentarte en un sillón reclinable para dormir. Las etapas avanzadas de la insuficiencia cardíaca pueden causar una sensación de asfixia.

 

Retención de agua
Si llega muy poca sangre a los tejidos de tu cuerpo, estos retienen líquido y comienzan a hincharse. La hinchazón ocurre primero en los pies, luego en los tobillos y piernas, y finalmente en el abdomen. Como los tejidos retienen sal y agua, es posible que aumentes de peso incluso si estás comiendo menos.

 

Fatiga
La fatiga ocurre porque los músculos de tu cuerpo reciben muy poco oxígeno. Cuanto más te esfuerzas, mayor es la fatiga. Otros síntomas de insuficiencia cardíaca pueden incluir:

• Palpitaciones del corazón
• Dificultad para concentrarse
• Mareo
• Desmayos
• Dificultad para dormir

Por la noche, cuando te acuestes, es posible que necesites orinar con mayor frecuencia. Además, el líquido regresa a los pulmones. Por lo tanto, el sueño a menudo se ve interrumpido por:

• Viajes al baño
• Ataques de tos
• Dificultad para respirar


 

Diagnóstico

El diagnóstico temprano es fundamental para el tratamiento precoz, que puede retrasar la aparición de algunos síntomas. Además de un examen físico, tu médico puede utilizar análisis de sangre, radiografías, una prueba de ECG, un ecocardiograma u otras pruebas para diagnosticar la insuficiencia cardíaca.


Los resultados de cualquiera de estas pruebas ayudan a los médicos a determinar la gravedad de la insuficiencia cardíaca y la mejor forma de tratar la condición. Estos resultados también pueden ayudar a los médicos a clasificar los síntomas de insuficiencia cardíaca de acuerdo con el sistema de clasificación de la New York Heart Association (NYHA). La clase I se refiere a los casos leves con la menor cantidad de síntomas. La clase IV se refiere a los casos graves con la mayoría de los síntomas.

 

Examen físico

Tu médico comenzará con un examen físico, preguntándote sobre:
• Tu historial médico
• Cualquier síntoma que puedas tener

Tu médico también buscará:
• Agrandamiento del corazón
• Sonidos cardíacos irregulares
• Sonidos anormales en los pulmones
• Hinchazón o sensibilidad del hígado
• Retención de agua

Para confirmar un diagnóstico de insuficiencia cardíaca, tu médico puede ordenar algunas de las pruebas que se describen a continuación.

Análisis de sangre
Los análisis de sangre de laboratorio pueden mostrar el buen funcionamiento de tus riñones y otros órganos.

Radiografías de tórax
Una radiografía de tórax puede mostrar si tienes un corazón agrandado o líquido alrededor de tus pulmones.

 

Electrocardiograma (ECG)
El electrocardiograma (ECG) puede mostrar problemas en la forma en que late tu corazón. Durante un ECG, se conectan cables (llamados conductores) a varios lugares de tu pecho, lo que permite al médico ver el patrón eléctrico de tus latidos.

Ecocardiograma
Esta prueba (también llamada eco) utiliza el ultrasonido para crear imágenes de tu corazón mientras late. El eco ayuda a su médico a conocer:

•La función de las válvulas cardíacas
•El espesor de la pared del corazón
•El flujo de sangre a través del corazón

El ecocardiograma también le provee a tu médico otra importante medida del corazón: la fracción de eyección. La fracción de eyección ayuda a los médicos a medir la gravedad de la insuficiencia cardíaca porque mide el porcentaje de sangre bombeada fuera de los ventrículos durante cada latido. Una fracción de eyección normal es aproximadamente el 50%. Una persona con insuficiencia cardíaca suele tener una fracción de eyección inferior al 40%.1

 

Cateterismo
Un cateterismo cardíaco es cuando se insertan uno o más catéteres en un vaso sanguíneo de la pierna, con guía de rayos X. El cateterismo puede ayudar a determinar:

• La extensión de la enfermedad de las arterias coronarias
• La cantidad de sangre que fluye a través de los vasos sanguíneos y el corazón

Estudio de electrofisiología (EP)Un estudio de electrofisiología (EP) puede mostrar si tienes un mayor riesgo de muerte súbita. La prueba consiste en comprobar cómo los impulsos eléctricos viajan a través del músculo cardíaco.

Prueba de ejercicio
Una prueba de caminata de 6 minutos u otra prueba de ejercicio muestra la rapidez con la que:

• Desarrollas síntomas
• Alcanzas tu límite de ejercicio


 

Tratamientos

El diagnóstico y tratamiento temprano de la insuficiencia cardíaca son muy importantes. La insuficiencia cardíaca no se puede curar, pero existen muchas opciones de tratamiento. El tratamiento puede ayudar a:

• Vivir una vida más normal
• Reducir los síntomas
• Reducir la necesidad de hospitalización
• Reducir el riesgo de muerte
• Evitar que la enfermedad progrese

Los tratamientos para la insuficiencia cardíaca incluyen:

• Cambios en el estilo de vida
• Medicamentos
• Dispositivos implantables
• Cirugía
• Terapia de resincronización cardíaca

La terapia de resincronización cardíaca es una opción de tratamiento para algunos pacientes con insuficiencia cardíaca. Un dispositivo CRT  (por sus siglas in inglés) ayuda a un corazón con insuficiencia cardíaca a latir como un corazón normal mediante pulsos eléctricos sincronizados. Como ocurre con todos los tipos de terapia, la elección de la terapia para la insuficiencia cardíaca y sus efectos pueden variar de una persona a otra. Habla con tu médico sobre las opciones de tratamiento más adecuadas para ti.



A pesar de la pandemia del COVID-19, si padeces de fallo cardíaco  y estás en tratamiento, no lo dejes.

Las consecuencias podrían ser graves.

¿Dónde atenderse?

Encuentra el hospital o el especialista más cercano.

Contáctanos

Escribenos para conocer más información.

 

1 Congestive Heart Failure: Major World Markets, Devices (Pacemakers, ICD, LVAD and Artificial Heart Markets). Kalorama Information. 2008.