UROLOGÍA



UROLOGÍA

Encuentra la confianza que buscas.


 

Piedras Renales

¿Qué son las piedras renales?
Las piedras o cálculos renales son pequeños depósitos endurecidos que se forman en los riñones y suelen doler al ser expulsados. Se trata de depósitos sólidos de minerales y sales ácidas que se agrupan en la orina concentrada. Pueden ser dolorosos cuando pasan por el tracto urinario, pero no suelen ocasionar daños permanentes.

Síntomas

El síntoma más común es el dolor agudo, generalmente en el lateral del abdomen, que suele estar acompañado de náuseas.

 

Tratamientos

Los tratamientos incluyen el uso de analgésicos y beber mucha cantidad de agua para ayudar a la eliminación del cálculo. Es posible que se necesiten procedimientos médicos para eliminar o desintegrar los cálculos de mayor tamaño. Con frecuencia se requieren análisis de laboratorio o estudios de diagnóstico por imágenes. 
Algunas opciones de tratamientos son:


 

Pasando la piedra naturalmente:
Dependiendo del tamaño, tipo, ubicación y causa de su cálculo renal, su médico puede recomendarle esperar que un cálculo ureteral pase naturalmente, sin ninguna intervención médica o quirúrgica, durante cuatro a seis semanas. Después de ese tiempo, puede ser necesario reevaluar su plan de tratamiento y determinar si puede continuar con la observación de manera segura o si debe realizarse una intervención.


 

Terapia médica explosiva (MET):
Su médico puede recomendar MET si tiene un pequeño cálculo en su uréter. El medicamento puede ayudarlo a pasar el cálculo espontáneamente, sin necesidad de cirugía. su médico le recetará un medicamento alfabloqueante que se tomará hasta por 4 a 6 semanas. Un alfabloqueante relaja los músculos del uréter para facilitar el paso del cálculo. Beber muchos líquidos (seis a ocho vasos de agua todos los días) ayudará a enjuagar su sistema urinario.


 

Litotricia por ondas de choque (SWL):
Su médico puede recomendarle SWL si tiene un cálculo de tamaño mediano en su riñón o uréter. El SWL generalmente demora una hora y puede realizarse como un procedimiento ambulatorio. Debería poder reanudar sus actividades normales en dos o tres días.

 
 

Nefrolitotomía percutánea (PCNL): 
Su médico puede recomendarle una cirugía de PCNL si tiene cálculos grandes, múltiples o complejos. La cirugía dura de una a tres horas y generalmente requiere una hospitalización de una o dos noches. Debería poder reanudar sus actividades normales en una o dos semanas.


 

Stent ureteral:
Se puede colocar un stent ureteral en su uréter para ayudar con la curación y el drenaje de orina después de la cirugía de cálculos renales. Hable con su médico acerca de un plan posterior a la cirugía para evitar posibles complicaciones.


 

Tubo de nefrostomía:
Un tubo de nefrostomía es un catéter que se puede colocar en el riñón para ayudar a que la orina drene bien. El tubo está conectado a una bolsa fuera de su cuerpo que recoge la orina y los fragmentos de cálculos residuales después de la cirugía.


Ureteroscopía (URS):
Su médico puede recomendarle la cirugía URS si tiene un cálculo grande en el riñón o el uréter. La cirugía generalmente demora entre 30 minutos y dos horas y puede realizarse como un procedimiento ambulatorio. Debería poder reanudar sus actividades normales en dos o tres días.

¿Dónde atenderse?

Encuentra el hospital o el especialista más cercano.